Cuando dirijo, les miro a todos y, a cada uno que miro, sé lo que está pensando. Te comunicas con ellos a través de los ojos y la sonrisa. Me encanta dirigir“.

Directora

Carmina Moreno

Mi relación con los Pequeños Cantores comienza cuando Jesús Ribera, entonces director del coro del colegio de las M.M. Trinitarias, en el que mi hermana y yo cantábamos, nos propone realizar las pruebas de admisión para los Pequeños Cantores.

Una vez concedido el permiso paterno, nos dirigimos una tarde a casa de Jesús a realizar dicha prueba y desde ese momento, nos embarcamos en la aventura más bonita de nuestra vida.

Durante mis años como “peque” disfruté de cada ensayo, de cada concierto, de los maravillosos viajes que nos acercaban a otras personas, a otros países, a otras culturas, que nos abrían los ojos al mundo. Nuestra música emocionaba a muchas personas de cualquier lugar y a nosotros mismos pues, a través de ella, creábamos lazos muy fuertes entre nuestros iguales. Lazos que perdurarían en el tiempo.

Con el paso de los años, mi interés por la música coral fue creciendo. Me gustaba aprenderme todas la voces, disfrutaba mucho cuando en cualquier momento y en cualquier lugar éramos capaces de entonar nuestras melodías.

Y no se cómo ni cuándo Jesús Ribera confió en mí para ayudarle con los ensayos parciales de las voces. No tendría más de catorce o quince años, solo era una “peque” más. Aquello me encantó y sin saberlo, ni pretenderlo, configuró el resto de mi vida.

Vino la creación de los nuevos coros. Primero los Minis, después los Nanos, cuya dirección me confió Jesús. Y ya no dejé de colaborar en el desarrollo de la Escuela Coral. Años más tarde pasé a dirigir los Minicantores y a trabajar con Jesús más estrechamente en los “Peques”.

En el año 2007, empiezo a hacerme cargo de la dirección de los Pequeños Cantores. Todo ha sucedido de una manera natural, una evolución sin un objetivo propuesto de antemano. De la mano de Jesús aprendí todo y esa es mi labor: continuar con el espíritu que él nos inculcó.

Los Pequeños Cantores trabajan sobre los valores y las tradiciones originales. Es un espacio para niños y adolescentes donde lo superfluo y la mediocridad no tienen cabida. Abogamos por la sensibilidad, por la cultura y por el disfrutar de hacer buena música junto a tus amigos, en un entorno en el que se formen como personas y sean felices.
Como agrupación artística que somos tenemos una responsabilidad frente al público y también frente a nosotros mismos, por lo que buscamos la excelencia en el trabajo y la exigencia para el paso de un coro a otro. Como valores humanos fomentamos la amistad, la responsabilidad, la sensibilidad, el compañerismo, el trabajo en equipo y otros muchos que, durante los últimos 55 años, nos han distinguido.